Protocolo de trabajo para centros de inseminación artificial

UN DÍA DE TRABAJO EN EL LABORATORIO:

Mañana

  1. Comprobar la temperatura de la estufa y de los vasos de recogida: la temperatura dependerá de la distancia a la sala de recogida, y de la temperatura a la que esté la nave de los verracos.
  2. Comprobar la temperatura del agua del baño María: 39ºC
  3. Encender la platina calentable a 37ºC, colocar portas y cubres.
  4. Atemperar el diluyente a 37ºC.
  5. Poner los vasos de recogida en la ventana de la sala de recogida. La temperatura en la ventana debe ser 37ºC aproximadamente. Deberá tener doble ventana en cada sentido. El nº de vasos en la ventana dependerá del nº de personas trabajando. Si existe prelaboratorio, no hace falta colocar los vasos en ventana, y se recogerán directamente de la Hot-Cold.
  6. Colocar una gradilla con tubos de ensayo con tapón para guardar unas muestras de semen de los machos, para chequear la motilidad y la acrosomía. Situarla junto a la bomba peristáltica.
  7. Si es necesario, ajuste de la bomba peristáltica.
  8. Ordenador: Salida por impresora de los machos seleccionados para la recogida del día en función de la demanda de dosis, separados por líneas o pedidos: planificación del trabajo diario. Dar salida del informe de la programación del trabajo diario y dietario.
  9. Tras la recogida del semen y una vez en la ventana de comunicación con el laboratorio, se toma el vaso tapado e identificado. Medir la temperatura, y dar entrada de la identificación del macho en el ordenador. Comprobar que la temperatura del eyaculado no desciende más de 3ºC mientras se procesa, para ello la temperatura ambiente del laboratorio debe estar en torno a 23-25ºC. Si la temperatura del eyaculado desciende por debajo de los 34ºC, será necesario incorporar un baño María pequeño o una estufa, para el mantenimiento de la temperatura.
  10. Peso del eyaculado con balanza en vaso de recogida. El vaso ha sido tarado previamente.
  11. Programa informático; introducir todos los datos del análisis seminal.
  12. Características organolépticas: observar presencia de olores o colores anómalos.
  13. Observar la motilidad (porcentaje de movimiento y tipo) en campo claro a 10x o 20x.
  14. Concentración: Mezclar bien el eyaculado antes de tomar 1 ml de semen puro. Realizar una dilución 1:100 en el matraz aforado con solución salina formolada. Mezclar suavemente, y tomar con una pipeta Pasteur una gota y llenar la cámara de Bürker. Realizar recuento de espermatozoides, incluido el porcentaje de formas anormales.
  15. El programa informático, nos indicará el nº de dosis que pueden elaborarse y el diluyente que necesitaremos.
  16. Tarar en la balanza la jarra y bolsa para la dilución.
  17. Pesar el diluyente. Mezclar bien en la bolsa de dilución. La temperatura será aproximadamente 34º-36ºC. Esta bolsa puede colgarse de un soporte para facilitar el llenado de las dosis con la bomba o bien dejarla en la jarra.
  18. Comprobar la temperatura del diluyente y la del eyaculado. Esta temperatura no debe diferir en más de 1-2ºC.
  19. Añadir suavemente el eyaculado, permitiendo la mezcla homogénea de semen y diluyente. Añadir unas gotas de colorante para diferenciar las distintas líneas de verracos.
  20. Comprobar la motilidad de la mezcla.
  21. Reservar 3-4 cc de muestra en un tubo de ensayo con tapón. Identificar el tubo y la fecha de recogida.
  22. Perforar la bolsa de plástico por la esquina más baja o introducir el tubo para dosificar en el interior de la jarra. Dosificar con la bomba peristáltica para llenar los tubos con semen diluido. Coordinando con la persona que recoge, ir preparando las gradillas de tubos para el siguiente envasado.
  23. Sellar los tubos de las dosis y etiquetar con su identificación y fecha de caducidad. Colocar en cestos por líneas o por clientes.
  24. Dejar los tubos 1 hora a temperatura ambiente de 22-25º C, hasta que la temperatura descienda a 23ºC.
  25. Colocar los tubos en la estufa de conservación a 16-18º C. Deben permanecer al menos 1 hora antes de darle salida para los clientes.
  26. Dar salida a los pedidos diarios.

Tarde

  1. Evaluación de porcentaje de acrosomas normales: se realizará al finalizar la producción de dosis del día.
  2. En el caso de que se realice, control de conservación de las muestras de machos recogidos en días anteriores: motilidad sin y con cafeína y porcentaje de acrosomas normales.
  3. Imprimir el informe diario de contrastes, para observar las posibles incidencias.
  4. Entrada de datos especiales como vacunaciones y tratamientos en los verracos. Gestionar las ventas. Actualizar los inventarios
  5. Limpieza del laboratorio: limpieza del material usado a lo largo del día, y esterilización del material de vidrio. Cubrir microscopio y ordenador.
  6. Preparar y empaquetar pedidos que haya pendientes para el día siguiente.
  7. Empezar con el protocolo de “Tareas de Puesta a punto para la siguiente jornada de trabajo”.

Puesta a punto para la siguiente Jornada laboral:

  1. Preparar diluyente: la cantidad dependerá de la planificación de producción de dosis del día siguiente.
  2. Preparar vasos de recogida con 100 ml de diluyente normal: calcular el nº previsto de verracos a recoger.
    • a. Poner sobre el vaso de recogida dos capas de gasa estéril, y entre ellas un poco de lana de vidrio.
    • b. Colocar en la Hot-Cold, que estará a 5ºC. Programar para el calentamiento a 37-38ºC 3 horas antes de la recogida.
  3. Preparar matraces aforados con solución salina formolada (S.S.F.).
  4. Comprobar el nivel del baño María, y el funcionamiento del destilador, de tal manera que el nivel del agua sea constante. Programar el encendido y apagado del baño María.
  5. Preparar solución de citrato formol: Conservación a 5º C.
  6. Preparar solución de cafeína: Conservación a 5º C.

Si la cantidad de diluyente a preparar para la siguiente jornada es muy elevada, puede utilizarse la técnica de diluyente concentrado. Consiste en realizar una solución 10 veces más concentrada, que debe ser reconstituida antes de su utilización y cuya conservación debe ser a 5ºC.

PROTOCOLO A SEGUIR EN LA NAVE DE LOS VERRACOS.

Control en el interior de la nave.

  • Control de bebederos y comederos a diario.
  • Control de la temperatura máxima y mínima en la nave.
  • Control de horas de luz.
  • Control sobre moscas y roedores.

Limpieza.

  • Limpiar las salas de recogida después de su uso diariamente.
  • Limpiar los pasillos de delante y detrás del verraco diariamente.
  • Cambiar la cama de paja al menos una vez por semana. Dos veces por semana en los verracos más sucios.
  • Lavarse las manos después de cada recogida.
  • Lavar la ropa de trabajo después de cada jornada de trabajo.

Bioseguridad.

  • Ducharse antes de entrar en la nave y laboratorio, cambiando la ropa y el calzado por los propios del centro.
  • Vallar completamente el recinto.

Control de los verracos

  • Identificación del verraco, mediante tarjeta, en cada cuadra o box.
  • Identificación de cada linea de verraqueras o cuadras, para facilitar la localización de los verracos.
  • Alimentar a los verracos una vez al día con tantos kilos de alimento como sean necesarios para mantener una buena condición corporal.
  • Cortar los pelos del prepucio siempre que sea necesario.