Sí o No a la Inseminación con semen muerto en hembras de reemplazo

A lo largo de la historia se han utilizado varias técnicas para la presensibilización de las futuras reproductoras: Inseminación con solución salina estéril, cubriciones con machos vasectomizados o epididectomizados o, como se introduce, la inseminación con semen muerto.

Como complemento a todo lo comentado hasta ahora, indicar que actualmente hay disponible en el mercado, plama seminal sintético, Predil, que es un producto que está indicado para maximizar o incrementar el número de lechones nacidos en el primer parto, con la consecuencia positiva que tiene en toda la vida productiva de la hembra.

Su forma de actuar es doble:

1. Tras la inseminación de una hembra, lo que más espermatozoides destruye es la propia reacción inmunitaria de la hembra, en una hembra adulta, alrededor del 40% de los espermatozoides son destruidos por la propia hembra y en una nulípara, que no ha tenido contacto previo con el semen, esta reacción mata más del 60% de los espermatozoides. Lo que hace el Predil es que disminuye esta reacción inmunitaria tan fuerte haciendo que se destruyan menos espermatozoides y, por lo tanto que queden más disponibles para la fecundación, lo que llevará a mejores resultados de prolificidad. Hay muchas pruebas y muchas granjas que lo están utilizando y el incremento en lechones en el primer parto se cifra, de media, en alrededor de medio lechón más (entre 0.3 y 0.7 lechones).

2. Además, el Predil, al ser plasma seminal, sintético pero plasma seminal, tiene propiedades estimulantes de los espermatozoides y activador de las contracciones uterinas (movimientos peristálticos) lo que hace que los espermatozoides avancen más rápidamente dentro la hembra y lleguen más y en mejores condiciones al lugar de fecundación. El plasma seminal, debido a su composición bioquímica, estimula a los espermatozoides y la absorción de los mismos durante su trayecto por el tracto genital de la hembra (cérvix-útero), manteniendo su vitalidad, siendo esto favorable para la fecundación. El plasma seminal sintético tiene una composición similar a la del plasma sintético natural, y busca, además de cumplir con estas funciones al realizar inseminación artificial, reducir el reflujo y aumentar la vitalidad de los espermatozoides, adaptando la respuesta del útero al contacto con el semen.

La forma de utilización en la nulípara es sencilla, en el celo previo a la primera inseminación se introduce una dosis completa de Predil, 90 – 100 cc, de la misma manera como si estuviéramos inseminando a la hembra. Como el Predil no lleva espermatozoides, la hembra, 21 días después, saldrá nuevamente a celo y este ya será el celo en el que la inseminaremos utilizando la técnica bifásica. ¿Qué es esto de la técnica bifásica? No es nada más que la introducción de 30 – 35 cc de predil pevia a la introducción de la dosis de semen, es decir, tenemos nuevamente en celo una nulípara que en el celo anterior le pusimos 90 – 100 cc de Predil, le introducimos de la forma habitual el catéter de inseminación que estemos utilizando y una vez fijado en el cérvix le metemos 30 -35 cc de Predil e inmediatamente, con el mismo catéter, sin quitarlo ni nada, ponemos la dosis de semen de la forma que hacemos siempre, y eso es todo, sólo hay que esperar a que la hembra para y ver el resultado, que, de media, se obtiene alrededor de medio lechón más en el primer parto, cosa muy importante ya que las hembras que más paren en el primer parto son las que más lechones producen a lo largo de toda su vida productiva. Hay que repetir esta técnica bifásica en las 2 ó 3 inseminaciones que se lleve la nulípara durante el tiempo que esté en celo.

Otra de las ventajas de la utilización del plasma seminal sintético es que es totalmente aséptico evitando el alto riesgo de contaminación que hay cuando utilizamos semen muerto o cubriciones con machos vasectomizados.

Muchos productores en distintos países están ya trabajando de este modo encontrando ventajas productivas medias de 0,3 – 0,5 lechones más en el primer parto y, en algunos casos, superiores.

En conclusión, nuestra recomendación es NO UTILIZAR SEMEN MUERTO.

IA postcervical: ¿Qué concentración espermática me recomiendas?

La tendencia actual para asegurar los resultados es trabajar con concentraciones entre 1500 y 2000 millones. Todos sabemos que una hembra se puede quedar preñada con menos concentración, pero las condiciones de las granjas cambian todos los días y todos los días ocurre algo que hace que para conseguir buenos resultados de manera constante sea necesaria una mayor concentración. También se lleva un tiempo trabajando con mayores volúmenes ya que se ha visto que hay mejores resultados, entre 50 y 60 cc por dosis. Ya hay muchos centros que están trabajando con dosis de 60 cc y 1800 millones de espermatozoides.

Mirar enlace

IA postcervical – Volumen y concentración – Jordi Roca

IA postcervical: ¿El número de dosis aplicadas a la hembra se modifica respecto a la IA tradicional?

El número de dosis habitualmente se mantiene igual o baja un poquito por la razón de que si en la tercera IA tenemos dificultad para pasar la cánula interior, lo más recomendable es quitar el catéter y no inseminar a la hembra ya que significa que el cérvix se está terminando de cerrar o ya se ha cerrado completamente; indicando que el celo ya ha terminado y, por lo tanto, que la ovulación ya se ha producido. Todo semen que pongamos en esta situación no va a ayudar nada, al contrario, va a ser perjudicial para la hembra ya que, incluso podemos desencadenar descargas vulvares.

IA postcervical: ¿Con la inseminación postcervical se modifica el plan de inseminaciones que ya tengo?

No, el programa de aplicación debe ser el mismo, no hay que modificarlo. Date cuenta que sólo adelantamos los espermatozoides unos 13 – 15 cm dentro del aparato genital de la hembra.

Bolsas de inseminación o Blisters: Ventajas y Desventajas.

La verdad es que no hay grandes diferencias entre usar las bolsas, los tubos o las botellas, por lo que realmente no hay un manual sobre el uso de cada tipo, sí para la autoinseminación de la cerda los blisters funcionan muy bien. Gracias a su flexibilidad respeta la fisiología de la cerda durante la inseminación ya que la cerda se autoinsemina (la inseminación es controlada por las contracciones de la cerda y no es forzada), por lo que no es necesario ejercer presión sobre la bolsa ni perforarla, por lo que se reduce el reflujo, mejorando las condiciones de higiene.

También se puede pensar que mejora la conservación del semen ya que, gracias a su forma, preserva mejor la vida de los espermatozoides durante la conservación. Las células se reparten sobre una superficie mayor y con una altura de sedimentación menor, disminuyendo así la degradación espermática.

Un ventaja añadida es el poco volumen que ocupan los envases vacíos, ya que vienen en rollos, y el menor espacio que se necesita para almacenar las dosis ya preparadas.

Como desventaja podemos decir que es que el llenado en el laboratorio, si no se tiene alguna máquina automática, es más lento y engorroso que el llenado de tubos o botellitas. Por esto, en los centros pequeños e incluso medianos que no tienen acceso a las máquinas automáticas por su alto coste, no se utilizan mucho. en este tipo de centros lo más utilizado son las botellitas y los tubos termosellados.

En cuanto a los resultados de las inseminaciones no hay diferencia ni en fertilidad ni en prolificidad que cuando se utiliza otro tipo de envase. Todo esto depende de cómo se haga la inseminación, protocolo, momento de la misma, calidad del semen, etc, más que del tipo de envase.

Recomendaciones breves para la Técnica de Inseminación Intrauterina

  • Detección de celo con macho.
  • Dejar un lapso de tiempo de al menos 15 minutos desde que se ha quitado el macho antes de proceder a la inseminación.
  • Semen de excelente calidad.
  • Concentración 1,5 y 2 billones de espermatozoides.
  • Volumen por dosis entre 45 cc y 60 cc.
  • Mantener muy buena higiene. Desinfección con toallitas húmedas desinfectantes, manos limpias, etc.
  • Introducir la cánula con suavidad.
  • No estimular la cerda mientras se procede a la introducción de la cánula (sin arcos de inseminación, etc).

Inseminación intrauterina      Inseminación intrauterina